Lo más vendido

Libros clásicos para niños: El Principito

El Principito, del escritor francés Antoine de Saint-Exupéry, es una maravillosa obra que te recomendamos para compartir en familia y fomentar en tus hijos el amor por la lectura; te podemos asegurar que se convertirá en uno de los libros favoritos.

 

Si quieres disfrutar junto a tus pequeños de una historia mágica y entretenida El Principito es ideal. A pesar de ser considerada una novela infantil, la leen tanto niños como adolescentes y adultos pues sus lecciones de vida sirven para cualquier edad. Contiene historias que hacen volar la imaginación y son una invitación para conversar con ellos sobre temas clave para su vida como son la amistad, el amor, la soledad, la tristeza y la riqueza.

el principito

Explorar nuevos mundos

 

La obra narra la historia de un aviador que queda incomunicado en el desierto luego de que su avión sufriera una avería. Allí se encontrará con un pequeño príncipe de cabellos de oro que afirma vivir en el asteroide B 612, donde hay una rosa y tres volcanes. En sus conversaciones el Principito le contará su visión sobre la vida y la gente. Así comienza esta maravillosa aventura que luego te llevará a diferentes planetas con lugares y personajes inolvidables y de profundo contenido. 

 

El Principito es un ser muy especial, de una gran inocencia y sabiduría, un gran aventurero que encuentra satisfacción y felicidad en cosas tan simples como una puesta de sol. La historia se desarrolla en un ambiente donde los animales, las plantas y los volcanes tienen un papel protagónico, invitando al lector a conocer y amar la naturaleza: “Fue el tiempo que pasaste con tu rosa lo que la hizo tan importante”.

El Principito

Algunas enseñanzas que nos ofrece el Principito:

 

  • La amistad es un regalo
    “No era más que un zorro semejante a cien mil otros. Pero yo le hice mi amigo y ahora es único en el mundo”.
    La amistad es un valor que los niños asumen desde muy pequeños y que será más placentero si los guiamos para que aprecien y disfruten de cada amigo que tienen, entendiendo que puede ser o pensar diferente a ellos y eso no representa un problema sino una oportunidad para madurar y crecer.
    Cuando el zorro le pide al Principito que lo domestique, le está ofreciendo su amistad y habla de establecer vínculos que harán especial su relación como una manifestación de afecto puro y desinteresado, cómo debe ser una verdadera amistad.
    Aprender a conectarse con los sentimientos de las otras personas (empatía) puede ayudar a los niños a evitar hacer juicios y prejuicios, siendo así menos injustos y más inteligentes emocionalmente. 

 

  • Lo más importante es invisible a los ojos
    “Sólo con el corazón se puede ver bien, lo esencial es invisible a los ojos”. Esta es una de las enseñanzas más hermosas del principito: el valor de lo que no vemos: el cariño,  los afectos, el respeto, la consideración, el compartir tiempo con las personas que amamos.
    Enseñar a los niños a valorar los sentimientos y las emociones forma personas sólidas y seguras, con una profunda conciencia de las cosas que son importantes en la vida, más allá de lo material.  

 

  • Nuestros actos tienen consecuencias
    “Nada sigue siendo igual en el universo si un cordero ha comido alguna rosa”, dice el Principito, y es una excelente forma de enseñarles a los niños que cuando toman una decisión siempre habrá consecuencias positivas o negativas, por lo tanto, es muy importante ser conscientes de lo que pensamos, decidimos y hacemos.

 

  • Conocerse a uno mismo para ser mejores
    “Es mucho más difícil juzgarse a sí mismo que juzgar a los otros. Si consigues juzgarte rectamente es que eres un verdadero sabio.” Los niños viven día a día un proceso de desarrollo y crecimiento que da forma a su personalidad e identidad.
    El autoconocimiento es una herramienta de aprendizaje muy importante que los ayudará a saber sobre autocontrol y gestión de las emociones, identificar sus fortalezas y debilidades, y a partir de este conocimiento sentir respeto por sí mismo y por los demás, evitando la crítica.

 

  • Si caminas en línea recta no conseguirás muchas cosas
    Si le enseñas a tu hijo que equivocarse también forma parte de la vida, lo ayudas a crecer y enfrentar mejor las situaciones difíciles. El Principito nos enseña que la vida no es un camino en línea recta, sino un valle lleno de senderos y cruces de camino, y que estamos en ese camino para aprender y ser mejores personas.
    Es muy importante que los niños entiendan que todos podemos equivocarnos y aprender de los errores, perdiendo el miedo al riesgo y logrando confianza en sí mismos.

 

  • Interés por aprender cosas nuevas, la aventura de explorar
    La curiosidad de los niños no tiene límites y así le sucede al Principito cada vez que visita un nuevo planeta y quiere saber todo lo que pasa allí: a qué se dedica la gente que vive en ese lugar, sus costumbres y forma de pensar y de actuar. Por ejemplo, cuando visita al hombre de negocios le pregunta que está contando, el hombre no le contesta pero él continúa preguntando para saber más.

El Principito te ofrece una excelente oportunidad para compartir con tus hijos una historia inolvidable que seguramente los acompañará siempre porque más que un cuento infantil es una guía para ver la vida cotidiana con los ojos del corazón, del amor, y ya como adultos nos ayuda a reencontrarnos con la magia de la niñez.

 

Si ya lo leíste es una excelente oportunidad para volver a descubrir todas las enseñanzas que sus páginas contienen junto a los más pequeños de la casa.

 

¡ Somos Leefante y promovemos la lectura compartida!

Sucríbete a nuestro Club de Cuentos Infantiles aquí

el principito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat