Lo más vendido

¡Es hora de dejar las pantallas a un lado! Disfruta con tus hijos de una actividad que les encantará: los juegos de mesa, diversión y aprendizaje que los ayudará a desarrollar habilidades intelectuales, emocionales y sociales.

juegos de mesa para niños

Los juegos de mesa son una forma fácil y divertida de pasar tiempo juntos, en familia, y es excelente para reforzar la autoestima de los niños porque sienten que comparten gratos momentos, que son escuchados y que los entienden. Según los expertos, los juegos de mesa ayudan a los niños a reforzar su relación con los demás y a socializar positivamente.

 

¿Qué beneficios tienen los juegos de mesa para tus hijos?

Los juegos son una excelente oportunidad para lograr que los chicos sean más pacientes, perseverantes y aumenten su capacidad de concentración. También son excelentes porque los enseñan a:

 

Aceptar reglas: los niños aprenden que es muy importante entender y seguir las reglas, y comprenden que todos tienen las mismas oportunidades, adaptándose mejor a la situación.  

 

Aprender que a veces se gana y a veces se pierde: toleran la frustración de perder, aceptan cuando otro jugador gana y se alegran; de esta forma son más flexibles y comprensivos con las situaciones que les toca vivir a diario en los diferentes ambientes que frecuentan.

 

Mejorar habilidades de comunicación: haciendo que los niños se expresen mejor.

 

Desarrollar habilidades sociales: siguen turnos, cooperan con los otros jugadores, resuelven conflictos, negociar, todo lo que practica con el juego le servirá en su día a día.

 

Se involucran fácilmente con el proceso de análisis y toma de decisiones: pensar en lo que tienen que hacer o cuál es la mejor jugada es un excelente ejercicio para desarrollar la mente estratégica desde pequeños.

 

También son excelentes porque los ayuda a aumentar su autoestima y son capaces de enfrentar los retos del juego y sentirse orgullosos cuando logran las metas.

Está demostrado que tanto para los papás como para los niños, jugar es forma estupenda de mejorar las relaciones, la autoestima y la inteligencia general, pero sobretodo la inteligencia emocional: ser pacientes, gestionar las emociones, resolver problemas con autonomía, respetar a los demás jugadores, etc.

 

Los rompecabezas fortalecen la noción viso-espacial y de expansión de objetos. Los niños aprenden a completar una figura, el concepto de arriba y abajo y de lado izquierdo y derecho.

Con el dominó los pequeños de 2 a 3 años utilizan juegos de figuras y desarrollan la capacidad de identificar formas visuales (perro con perro, manzana con manzana). A partir de los 4 años adquieren conceptos como: igual a, más qué, menos que y sentido de direccionalidad y es una excelente forma de reforzar el conocimiento de los números.

Uno de los juegos preferidos para jugar en familia es el monopolio, ideal para ayudar a los niños que tienen mucha energía pues los enseña a tener paciencia y concentrarse en la jugada.

Ya sean comprados, elaborados en casa o tradicionales, los juegos de mesa son una actividad perfecta para pasar un buen rato en familia. También puedes considerar un juego de mesa para hacer un regalo útil y divertido ¡le encantará a la persona que lo recibe!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *