Lo más vendido

La técnica de la Mesa de la Paz

Es normal que los niños se enfaden, sientan frustración o se irriten, tomando en cuenta que son pequeños y las zonas del cerebro que regulan las emociones no se han desarrollado todavía lo suficiente. Cuando surja algún conflicto cuenta con la Mesa de la Paz para enseñarles a resolver sus dificultades externas o internas de la mejor manera posible.

mesa de la paz

La técnica de la Mesa de la Paz es una forma ideal para resolver una situación de conflicto, pelea o discusión en tu hogar. Se trata de un espacio para dejar que fluyan las emociones negativas de los niños y se trate la situación de una forma tranquila y conciliadora. 

 

También la puedes utilizar para que el niño se tome un tiempo para pensar en lo que está pasando, o en algo que hizo que no estuvo bien. Es un lugar perfecto para que exprese emociones que lo inquietan, por ejemplo, si se siente triste, enfadado, o frustrado por algo que no puede hacer.

 

Esta técnica es un recurso pedagógico para la resolución de conflictos enfocado desde una disciplina positiva que se sustenta en la metodología Montessori. Se trata de lograr que el niño aprenda a entender sus emociones, las acepte y las pueda manejar. De esta forma estará desarrollando la expresión oral, la negociación, la inteligencia emocional y la empatía.


Te recomendamos: https://leefante.com/que-es-el-metodo-montessori-y-como-aplicarlo-en-casa/

mesa de la paz

Crea tu Mesa de la Paz


Es ideal que invites a tus hijos para que participe en la creación de la Mesa de la Paz y juntos organicen el espacio:

 

  • Ubícala en un lugar especial de la casa que no sea la habitación del niño.
  • Coloca una mesita y sillas. 
  • Utiliza elementos decorativos para que sea un lugar confortable, que invite a la calma y a la reflexión.
  • Coloca una caja o cesta con objetos como: un reloj de arena, una bola antiestrés, una cajita de música, una campana, un palo de lluvia, un espejo, un cuadernito y colores y un álbum con fotos de la familia, donde aparezcan momentos importantes, emotivos, graciosos…
  • Incluye un objeto de paz (un corazón de goma o de plástico, una plantita o un juguete que comunique la idea de la paz) que se utilizara con símbolo de buena voluntad para resolver el conflicto.
  • Selecciona uno de los libros que te recomendamos en el artículo Cuentos para el manejo de las emociones para utilizarlo en la experiencia y los chicos puedan revisar algunos relatos que los pueden ayudar a entender lo que les pasa.
  • Fabrica un indicador de emociones que puede tener forma de reloj, en el cual dibujarás caritas con diferentes emociones: feliz, triste, enojado, furioso, con miedo, etc.

 

¿Cómo puedes utilizar la Mesa de la Paz?

 

Comienza con un ejercicio para simular un conflicto, por ejemplo una discusión por un juguete. Los niños tienen que participar voluntariamente, pues deben tener la intención de resolver el problema. Los miembros de la familia adoptan un rol y luego se cambian los roles.

 

Explica las normas que se deben atender en el espacio de la Mesa: no golpear, no interrumpir, no gritar, no burlarse, no insultar, no ofender y respetarse en todo momento.

 

Se comenzará la práctica explicando cómo se siente cada uno con lo que ha pasado, respetando el turno, y se tocará la campana cuando cada quien termine de hablar. Importante es expresar lo que se siente “Yo me sentí así” en lugar de “tú me hiciste sentir así”.

 

También pueden empezar pidiéndole que dibujen o escriban cómo se siente cada uno y entregándoselo al otro para que lo vea. Se hace así especialmente cuando no se atreven o no quieren contar algo o no son capaces de explicarlo con palabras.

 

Si el niño tiene un conflicto interno, se siente enfadado, frustrado o nervioso, puede utilizar la mesa de la paz como un refugio para identificar cómo se siente y calmarse. Invítalo a que se siente solito en ese espacio para buscar respuestas a lo que le pasa. Es ideal utilizar el palo de lluvia, escuchar la melodía de la cajita de música o utilizar la bola antiestrés para relajarse y ver las cosas con claridad. Si está triste dile que revise el álbum de fotos. Si no sabe bien cómo se siente, puede revisar el reloj de las emociones y ver con cuál carita se identifica más.

Tener un libro como El Monstruo de Colores es estupendo para los niños pequeños, ya que relacionan un color a cada emoción. Te recomendamos leer nuestro artículo sobre los cuentos para el manejo de las emociones, en el cual encontrarás opciones de cuentos para colocar en la Mesa de Paz.

 

Si son muy pequeños, papá o mamá tendrá que ser el mediador. Al principio es conveniente que un adulto dirija el diálogo para que aprendan a centrarse en las soluciones y no caigan en acusaciones.

monstruo de colores

Utilizar la Mesa de la Paz para resolver conflictos y discusiones te ayudará a manejar la situación y además le enseñará a tu pequeño lo valioso que puede ser aprender a negociar y manejar la inteligencia emocional. El mundo contará con personas más centradas y dispuestas a luchar por la paz.

 

¿Te animas a usar la Mesa de la Paz? Estamos seguros que sí. Escríbenos y cuéntanos tus experiencias con esta técnica, nos encantaría saber qué piensan los niños de esta forma de resolver sus conflictos.

fichas de trabajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat