Lo más vendido

Vivimos tiempos de cambio, estrés y ansiedad que pueden afectar el estado de ánimo de los niños. Utilizar juegos para niños de relajación es una excelente idea que los ayudará a superar estos estados de ánimo y a manejar mejor sus emociones.

El ritmo de vida de los niños está directamente relacionado con el de sus padres, por lo que hay que buscar un equilibrio entre los momentos de acción como son jugar, hacer deporte, brincar, andar en bicicleta y otros donde disfruten de calma y reflexión.

 

El contacto con la naturaleza es muy efectivo para controlar el estrés pero si no tienes oportunidad de ir a un parque, la playa, o hacer un paseo por la montaña, aquí te damos algunas ideas para practicar en casa, en familia y compartir momentos especiales. 

 

La respiración es uno de los aspectos fundamentales para aprender a relajarse y cuando los niños logren hacerlo conscientemente será un aprendizaje que utilizará toda su vida.

Los juegos de relajación son una excelente opción para encontrar paz y poder equilibrar la dinámica del día, y los pueden hacer tantos los niños como los adultos. 

 

Algunos beneficios de practicar estos juegos son:
  • Les da calma y paz y reducen la ansiedad.
  • Combaten eficazmente el estrés mental y muscular.
  • Ayudan a mejorar la concentración y el aprendizaje.
  • Mejoran el sueño.
juegos para niños

 

Juegos de relajación para niños

Antes de comenzar, es muy importante que les expliques a los niños en qué consiste el juego y comprenda para qué lo están haciendo. También es ideal que hagas el ejercicio con ellos para que sientan que todos participan y están juntos, acompañados.

 

  • Colorear mandalas

Es una excelente técnica que ayuda a la relajación y la pueden realizar niños, jóvenes y adultos. Cuando coloreas una mandala trabajas en conjunto con los dos hemisferios del cerebro. En internet encontrarás diferentes modelos listos para imprimir. Desarrolla la actividad en un ambiente acogedor, tranquilo, con música suave y una luz adecuada.

 

  • Llega la primavera

Este es un juego que busca llevar a los niños a un estado de relajación a través de la concentración y distensión de los músculos del cuerpo y los ayuda a manejar los estados afectivos. 

Se trata de colocarse en un lugar tranquilo y narrar una historia en la cual se indica que los pequeños son bloques de hielo, que están en un bosque durante el invierno. Luego, se continúa la historia con la llegada de la primavera. Pídeles que imaginen que poco a poco el hielo comienza a derretirse y el cuerpo se va relajando hasta quedar totalmente libre de la ansiedad y el estrés.

 

  • El juego del globo

Para este ejercicio necesitas un globo. El pequeño cierra sus ojitos e imagina que es un globo que se infla y desinfla lentamente. La idea es que respire de forma suave y profunda para que vaya liberando la energía que tiene contenida mientras hace el ejercicio. Ahora, pídele que infle un globo tanto como pueda y luego deje que salga el aire manipulando la boquilla. Después le pides que cierre los ojos y se imagine que se convierte en un globo mientras toma aire. Luego, le dices que expulse el aire lentamente como si fuera un globo. 

En ese momento, lo invitas a que te cuente alguna situación en la que se haya sentido como un globo, situación en la que no pudo soportar algo, pregúntale cómo lo resolvió y si no pudo hacerlo le ofreces algunas ideas para que asimile mejor lo que pasó y pueda superarlo mejor la próxima vez.

 

  • Arrugar, aplastar y garabatear papeles

En una mesa coloca hojas de papel, colores, lápices y marcadores para que los niños puedan rayarlas. Luego deben arrugarlas hasta forma una pelota y aplastarla con las manos como si se tratada de una bola de masa. De esta forma, cada vez que abran y cierren las manos, los niños drenarán las energías negativas y desarrollarán su motricidad fina, dejando atrás el estrés con el ejercicio.

 

  • Hacer burbujas 

Es un juego muy sencillo y divertido, con el que los niños mejoran la capacidad pulmonar, estimula el control sobre la respiración y se relajan. Necesitas un recipiente, una varita para hacer burbujas y agua con jabón que podrás conseguir en un centro comercial. Preparas el agua jabonosa en el recipiente y a jugar. Si tienes colorantes de alimentos le puedes colocar unas gotitas y hacer burbujas de diferentes colores. ¡Disfruta con ellas y haz tú también tus burbujas!

 

  • La tortuga

Esta es una actividad que sirve para regular las emociones de los niños por medio de la concentración, especialmente cuando se sientan tensos, irritables o nerviosos. Tienen que imaginar que son una tortuga, que se encuentra tranquila, protegida y segura dentro de su caparazón, mientras observa todo lo que le rodea.

Les dices que respiren por la nariz y expulsen el aire por la boca, luego se les pide que saquen la cabeza y comiencen a caminar lentamente, que se acuesten en el suelo y cierren los ojos. De esta forma lograrán calmarse y estar tranquilos.

 

  • El juego de la semilla

¡Este juego les encantará! Hay que escenificar el crecimiento de un árbol. Buscamos una música suave y relajante y comenzaremos por ponernos de rodillas en el suelo con la cabeza agachada y los brazos estirados hacia adelante.  Somos una semilla y al ritmo de la música vamos creciendo y convirtiéndonos en un gran árbol con hermosas ramas que serán nuestros brazos. 

Es un excelente ejercicio para hacer en la noche antes de dormir pues proporciona tranquilidad y  ayuda a los chicos relajarse. 

 

  • El lobo y los tres cerditos

Es otra dramatización muy divertida: si no conocen el cuento es genial que lo busques y lo lean juntos. Se trata de hacer la escena en la que el lobo intenta derribar la casa de los tres cerditos. Para comenzar, puedes pedirles que soplen sobre objetos pesados como puede ser un libro fino e ir reduciendo paulatinamente el peso, con un balón, un bolígrafo y por último, un objeto ligero como una hoja de papel. 

 

  • El robot y el muñeco de trapo

Estos son dos personajes que lo ayudarán a relajarse y controlar sus emociones: comienza por pedirle que se convierta en un robot, duro, firme, con sus movimientos rígidos, tensando los músculos y hablando de forma mecánica. Luego le dices que relaje sus músculos al máximo y se ponga flojo, flojito, que todas las partes de su cuerpo queden libres, sin tensión, y se convierta en un muñeco de trapo. Así liberará todo el estrés que pueda sentir sin problemas.

 

  • El frasco de la calma

Es una de las técnicas del método Montessori para trabajar las emociones. Se trata de un frasco de vidrio en el que ponemos agua y lo llenamos con purpurina o escarcha de colores. Agitamos el frasco y vemos cómo se agitan, explicando que así se agitan nuestras emociones hasta que se calman…

juegos para niños

Fuente:

https://www.etapainfantil.com/hacer-frasco-calma

 

Enseñar a los niños recursos que los ayuden a tener un mayor autocontrol y gestionar positivamente sus emociones será de gran utilidad para tener un crecimiento sano y feliz.

Si tienes la oportunidad de que toda la familia participe en estos juegos les demostrarás que todos los apoyan en momentos de tensión, propiciando un entorno tranquilo que los ayude a superar las adversidades con inteligencia y calma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat