Lo más vendido

Para celebrar con mamá su día es ideal sorprenderla con un regalo especial que no esté esperando, como por ejemplo, sorprenderla con un recital de poesía.

poesia para mama

El Día de la Madre se celebra en todo el mundo como una forma de expresar a mamá todo lo que representa para sus hijos. ¿Pensando en un regalo muy especial para ese día? ¿Qué les parece recitarle una linda poesía? Seguro que le encantará. No se olviden de grabar el momento en video para que no se pierdan esos recuerdos tan emotivos.

 

También pueden utilizarlas en las tarjetas de felicitación o hacer un lindo poemario con algunas cartulinas, decorado por los niños con dibujos y mensajes especiales para la ocasión. ¡Hora de crear algo único para que mamá se sienta feliz!

Hemos hecho una recopilación de poemas dedicados a las madres a ver qué les parecen:

Caricias 

 

Madre, madre, tú me besas,
pero yo te beso más,
y el enjambre de mis besos
no te deja ni mirar…

Si la abeja se entra al lirio,
no se siente su aletear.
Cuando escondes a tu hijito
ni se le oye respirar…

Yo te miro, yo te miro
sin cansarme de mirar,
y qué lindo niño veo
a tus ojos asomar…

El estanque copia todo
lo que tú mirando estás
pero tú en las niñas tienes
a tu hijo y nada más.

Los ojitos que me diste
me los tengo que gastar
en seguirte por los valles,
por el cielo y por el mar…

(Gabriela Mistral)

 

A mi mamá

Todas las mañanas
sueño al despertar
que del cielo un ángel
me viene a besar.
Al abrir los ojos
miro donde está
y en el mismo sitio veo a mi mamá.

(Autor anónimo)

En el día de la madre

¡Te quiero mamaíta

Así hasta el cielo!

Tú sabes mamaíta

Cuánto te quiero,

Te lo he dicho mis veces

Sólo con besos,

Y hoy es tu día

Y rompo el silencio:

¡Te quiero mamaíta

Así hasta el cielo!

 

(Autor anónimo)

Mi regalo para mamá

 

Le regalo a mi mamá
una sonrisa de plata
que es la que alumbra mi cara
cuando de noche me tapa.

Le regalo a mi mamá
una caperuza roja
por contarme tantas veces
el cuento que se me antoja.

Le regalo a mi mamá
una colonia fresquita
por no soltarme la mano
cuando me duele la tripa.

Le regalo a mi mamá
una armadura amarilla
que la proteja del monstruo
que espanta en mis pesadillas.

Le regalo a mi mamá
el lenguaje de los duendes
por entender lo que digo
cuando nadie más lo entiende.

Le regalo a mi mamá
una chistera de mago
en la que quepan mis besos
envueltos para regalo.

(Juan Guinea Díaz)

A mi mamá

Todas las mañanas
sueño al despertar
que del cielo un ángel
me viene a besar.
Al abrir los ojos
miro donde está
y en el mismo sitio
veo a mi mamá

Madre llévame a la cama 

Madre, llévame a la cama.
Madre, llévame a la cama,
que no me tengo de pie.
Ven, hijo, Dios te bendiga
y no te dejes caer.

No te vayas de mi lado,
cántame el cantar aquél.
Me lo cantaba mi madre;
de mocita lo olvidé,
cuando te apreté a mis pechos
contigo lo recordé.

¿Qué dice el cantar, mi madre,
qué dice el cantar aquél?
No dice, hijo mío, reza,
reza palabras de miel;
reza palabras de ensueño
que nada dicen sin él.

¿Estás aquí, madre mía?
porque no te logro ver….
Estoy aquí, con tu sueño;
duerme, hijo mío, con fe.

(Autor: Anónimo)

Te invitamos a visitar nuestro blog «60 Adivinanzas para jugar en familia» donde encontrarás divertidas actividades para realizar en familiar y celebrar este día tan especial. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *