Lo más vendido

Para aprender a leer y a escribir los niños necesitan conocer las vocales, es el primer paso para dar comienzo a la lectoescritura. Para que sea fácil y divertido te damos algunas ideas que pueden convertir este proceso en otra gran aventura de aprendizaje.

aprender las vocales

Desde que son bebés tus hijos pueden disfrutar de la experiencia de la lectura a través de esos momentos mágicos en los que les cuentas las historias que ven en lo cuentos.

 

Ellos irán creciendo y llegará el momento de aprender a leer y a escribir. Esta aventura comienza con el conocimiento de las vocales. Es muy importante que el proceso se lleve adelante con amor, dedicación, sin presiones, para que los niños descubran sus capacidades y logren los objetivos.

 

El aprendizaje de la lectura y la escritura no es exclusivo de la escuela, pues depende en gran parte de la dedicación que los papás le puedan dar en casa, sobre todo si quieres que los niños amen la lectura.

 

¿A qué edad se debe empezar a enseñar las vocales?
No existe una edad para empezar a enseñar las vocales. El sistema educativo establece que sea a partir de los 7 años, pero cada niño tiene su proceso y su ritmo. Si fomentamos el amor por la lectura desde que son bebés muy pronto van a querer aprender y tienes que estar lista para acompañarlos.

 

¿Qué son las vocales?

Son los sonidos que pronunciamos con la voz sin que le acompañe ningún sonido de las consonantes. Son letras que pertenecen a nuestro abecedario y en total hay cinco: /a, e, i, o, u/. Estas, en compañía de las consonantes, van a formar las sílabas.

 

Conociendo las letras
A manera de juego, preséntale la letra al niño: utiliza marionetas, su muñeco favorito, un cuento en el que asocias al personaje principal con la letra. Luego haces que cada personaje tenga una letra asignada, desarrollando así la memoria y la concentración.

 

Una vez que le presentes la letra lo que harán ellos será trazarla. El primer juego aquí irá encaminado al aprendizaje de la grafía de la letra. Pídele que haga el trazo de la vocal lo más grande que pueda. Si es posible puede ser en el suelo y caminar sobre la letra, o mover algún carrito sobre ella, en la dirección correcta de la escritura.

 

Otra forma de acercarlo a la letra es utilizar un punzón para perforar la letra en un papel o cartulina o pegar plastilina en el trazo de cada una de las letras. Contar con una pizarrita y tizas de colores es también genial para conocer las letras. Primero haces tú la letra y él la repasa, hasta que logre hacerla sin apoyo.

 

La sopa de letras
Imprime una sopa de letras de internet o la preparas tú misma en una hoja o cartulina. Coloca marcadores de colores y asigna un color a cada letra que el chico tenga que buscar y listo ¡a jugar! Cuando ya lo haga con facilidad puedes ponerle un tiempo con un reloj de arena, por ejemplo. ¡Y los premios siempre son bien recibidos!

 

Cuentos y canciones
Cantar y contar cuentos son actividades que les encantan a los niños. Hay excelentes cuentos para iniciar su aprendizaje de las letras que puede encontrar en nuestras cajitas de lectura.
Revisa en internet y también encontrarás videos con canciones para que se familiaricen fácilmente con las letras. Puedes visitar este enlace: https://www.youtube.com/watch?v=ahle5yXy6vg

 

Memoria de vocales
Este juego es perfecto para dar los primeros pasos. Puedes comprar uno en una tienda o es divertido hacerlo con los niños, porque es una actividad muy especial para el desarrollo de la psicomotricidad fina. Además, este juego ayuda a ejercitar el cerebro, mejora la concentración, entrena la memoria visual y aumenta la capacidad de atención.

 

Necesitas: papel de colores que sea resistente, tijeras, pegamento, marcadores de varios colores, 5 dibujos o recortes de objetos o animales que comiencen con las vocales. Corta 10 cuadrados del mismo tamaño. Tomas cinco de ellos y escribes una vocal en cada uno de ellos.

 

Si tienes la habilidad de dibujar puedes hacer el dibujo en el cuadrado y que los chicos lo coloreen. Ahora colocas todas las cartitas boca abajo y le pides al niño que comience a voltear de una en una hasta que logre que coincidan la letra y la primera letra del animal. Si levanta las dos cartas correctas sigue jugando, si no acierta es el turno de otro jugador. Aprovecha para que te pueda dar otros ejemplos que puedan comenzar con la misma letra y que puede ver alrededor.

 

El juego puede seguir creciendo cuando van aprendiendo las consonantes y si ya saben leer escribimos la palabra para que coincida con la imagen.

 

El plato de arena
La pedagoga María Montessori consideraba que antes de que el niño empiece a escribir, es ideal que desarrollemos sus habilidades sensoriales, así como también su psicomotricidad fina. Esta actividad nos ayudará a que los niños reconozcan las letras y que a través del sentido del tacto empiecen con el trazo de las vocales.

 

Para organizar esta actividad necesitas las tarjetas cuadradas con las vocales, una para cada vocal, una bandeja plana y poco profunda, arena (puedes usar también azúcar o sal).

 

Puedes utilizar las que hiciste para el juego de memoria o preparas unas para esta actividad. Son cinco cuadrados, uno por cada vocal. Colocas la arena en el recipiente y le pides al niño que repase con su dedito la letra que está en la carta, puede ser dos o tres veces para que se familiarice con la forma de la letra, y luego lo hará en la arena.

 

Detective de palabras
El genio investigador se despertará cuando lo invites a buscar las letras en un texto sencillo y con una lupa. ¡Le encantará! Deberá marcar las letras con los marcadores de colores.

 

Cartero por un día
En este juego se deberán colocar cinco buzones (uno por vocal) y se les irán repartiendo sobres con una palabra escrita. Deberán fijarse, por tanto, en la vocal que contiene porque será la pista para dejarlo en el buzón correspondiente.

 

Aros saltarines
Colocas unos aros en el suelo y dentro de cada aro escribes una letra. Pones música para moverse y cuando deje de sonar, decimos en alto una de las vocales. Los chicos deben buscar el aro que la contenga y saltar en ella.

 

Sigue el camino correcto
Escribe con tiza en las baldosas del suelo las letras conocidas, por ejemplo, las 5 vocales (repetimos el número de vocales las veces que sea necesario para cubrir las baldosas). El niño al oír la vocal ha de saltar a la grafía correspondiente.

En nuestra Cajitas encontrarás excelentes opciones para fomentar en los niños el amor por la lectura. Estamos listos para apoyarte en esta linda misión. ¡Escríbenos o suscríbete aquí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat